jueves, 16 de noviembre de 2017

Algo del diario del 2017

MÁXIMAS QUE REGULEN MI COMPORTAMIENTO
Nada de pelear con gente
Nada de pasado
Nada de planificar vacaciones
Nada de pensar en enemigxs
No generar enemistad o conductas obsesivas
Menos drogas y menos alcohol
Nada de hacerme la cabeza con que soy vieja o pobre
¿Podemos llevar a cabo este plan y una vez en la vida estar tranquilas?

4 de mayo
A pocos días de mi cumpleaños
R quiere enterrar a sus padres debajo de la higuera. Faltan menos de diez días para tener 27 años y algunos más para rendir el último final. Salgo a comprar dentífrico y el barrio me entristece. Quizás por la luz de la tarde. Está anocheciendo y la gente está desabrigada y con tinturas raras en el pelo. Pienso en el pelo de Romina que vino de Londres. Su pelo es maravilloso, largo y está por viajar a África.
Ipi no atiende el teléfono.

Junio 2017
Tuve algunos problemas
Suspendieron la mesa en la que rendía el último final, y se negaron a un pedido de mesa extraordinaria. Así que estuve una semana muy triste, pensando que mi vida no servía para nada. Buscando conflictos por internet por cosas del pasado, sin plata.
El viernes fui a mi casa y peleamos con mi papá.
Una pelea fuerte, como las de antes, en la que papá sufre un ataque de ira.
Parecía que se iba a morir y yo me reí en su cara.
Le dije que estaba hermanado con burgueses y patrones.
Él es insoportable, una persona un poco loca pero mi lengua estaba especialmente afilada.
Claramente estaba mal.
En el auto lloré.
Ah! Porque mi papá me echó de su casa a los gritos: “¡No vuelvas a pisar esta casa!”.
Llegué a la mía y sólo podía llorar.
Confundo sentimientos y no logro descubrir qué es amor o necesidad o ambas. Quizás el amor sea esto, cómo saber.
Llegué a casa y me dolían los ojos de llorar, hace mucho no pasaba algo así.
Teléfono equivocado.
Agarré el charango y fui a tomar el colectivo para lo de Luciana.
El barrio, deprimente.

11 de Junio
Es un día brillante y la escritura se presenta cristalina.
Tengo 27 años, me estoy por recibir pero no puedo recordar nada de lo que estudié estos 8 años.
Empecé a estudiar en 2008 con 17 años también era casi virgen.
R poda las rosas del jardín, hay una olla en el fuego y yo estoy leyendo en la cama.

Al despertar sentí la suavidad de las sábanas.

viernes, 10 de noviembre de 2017

vivir en el campo

Salí del colegio y me tomé un remis rural para ir a visitar a mi mamá y a mi abuela como cada viernes. Casi siempre voy caminando, no es tan lejos. 
Hay que atravesar callecitas de tierra, descampados, autos abandonados, caballos sueltos que son pacíficos, casas en construcción, y pasar por la ruta. Cuando llegué no me abrió nadie. Insistí y grité pero nada. Entonces salté una pared, escalé un sauce llorón y trepé a una de las ventanas (cuando era adolescente y me escapaba siempre hacía eso). Bajé las escaleras en silencio. La mesa estaba puesta, el plato con el que me espera mi mamá y la botella de coca. 
Agarré un cuchillo. 
Salí a la vereda y por la loma, vi que venía caminando alguien a lo lejos, no pude distinguir si era mi mamá o un niño con delantal que vuelve solo de la escuela.

sábado, 4 de noviembre de 2017

¿Qué espero de la vida? María Salgado

     Más vida
     memoria
Nada (aunque parezca una mentira común)
     Todo (Aunque suene en exceso)
     Un agarre de viento
     Mañanas retorcidas dentro de la cama de amantes de viento
     Paciencia para devanar
     Pedagogía erótica
     Que pase algo, que pase inmediatamente, que nos vuelva del revés
     Mejor acceso al agua potable, a todo lo potable, al viento
     Quiero hacer una obra sudaca terrible y molesta.*


*Diamela Eltit

jueves, 2 de noviembre de 2017

discutimos por dinero en el auto
Íbamos a comer comida mexicana
Te dije que había ahorrado $17.000 para Brasil
Y vos dijiste que habías ahorrado $0
No me pareció lógico
que no te preocuparas
En saber cómo y de qué manera
subsistir lejos de tu casa
además, te dije cosas
como por ejemplo, que no tengo nada
no puedo darme el lujo de no pensar en mí misma
que estoy sola en el mundo y debo defenderme
me conforma construir algo para mí como una cueva
vos me llamaste egoísta
y algo como que el dinero no tenía cara
quizás yo sea mala persona, sí
pero sobretodo me dijiste que te dejo mensajes amenazantes en la heladera
porque casi no nos vemos
a pesar de vivir en la misma casa
casi no nos hablamos
un mensaje que decía:
señor gas
teléfono no anda
Dentífrico no hay
jabón de ducha menos
energía para sobrellevar esto tampoco

yerba?

jueves, 26 de octubre de 2017

luminosa

Yo soy consciente de mi mal y lucho; no tengo, a menudo, ningún éxito, y a veces obtengo unos éxitos momentáneos o poco duraderos. De todos modos sigo siendo consciente de mi mal, aunque no pueda superarlo. Me pregunto durante cuánto tiempo seguiré manteniendo esta consciencia, y consiguiendo esos éxitos parciales que me permiten, a pesar de su fugacidad, seguir haciendo las cosas necesarias para mi supervivencia. Es muy posible que dentro de no mucho tiempo me encuentre sin solución, restringiéndome cada día más, y sin comprender de dónde vienen mis males.